Menu
Noticias
Salas de Prensa > El 061 entrena en soporte vital…
El 061 entrena en soporte vital avanzado a miembros del equipo médico del Real Betis Balompié

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias formará en técnicas básicas de reanimación cardiopulmonar a personal del cuerpo técnico y de plantilla del club durante la temporada 2019-2020

General, Noticias
8 octubre, 2019
Compartir:

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061 ha entrenado a los miembros del cuerpo médico del Real Club Betis Balompié en técnicas de soporte vital inmediato a lo largo de la tarde de ayer en las instalaciones del estadio Benito Villamarín. Esta formación facilita a los sanitarios las habilidades necesarias para iniciar el tratamiento de personas adultas en parada cardiorespiratoria (PCR) durante los primeros minutos mientras llega el equipo de emergencias.

El médico de emergencias sanitarias de EPES 061 en Sevilla, Manuel Bayón, ha sido el encargado de impartir este curso de reciclaje en soporte vital básico a una quincena de médicos, enfermeros y fisioterapeútas del equipo sanitario del club bético que atiende tanto al primer equipo, como a la cantera y al equipo femenino del Real Betis Balompié.

Durante los últimos seis años, docentes del 061 de Sevilla vienen colaborando de forma voluntaria en esta iniciativa de formación que ha permitido entrenar en técnicas de reanimación cardiopulmonar tanto a trabajadores del club como a jugadores del primer y segundo equipo, así como entrenadores.

A lo largo de la temporada 2019-2020, el 061 continuará formando al personal de administración, a miembros del cuerpo técnico del club y personal de mantenimiento.

Según los expertos, tras un episodio cardiaco la probabilidad de recuperarse disminuye un 10% por cada minuto que pasa sin que se realicen correctamente unas maniobras de reanimación básica. Es por ello, que el objetivo de estos curso es transmitir a los asistentes los conocimientos necesarios para reaccionar ante una parada cardíaca, en la que es fundamental una rápida respuesta mientras llegan los equipos de emergencias.

Cadena de supervivencia

Durante dos horas, los asistentes han puesto en práctica los consejos y recomendaciones de los profesionales sanitarios para realizar la reanimación cardiopulmonar, al tiempo que han conocido la secuencia de actuaciones que determinan un aumento de la supervivencia tras sufrir una Parada Cardiorespiratoria (PCR), lo que se ha llamado la ‘Cadena de Supervivencia’.

Esta cadena consta de cuatro eslabones bien diferenciados y todos a su vez imprescindibles. En primer lugar hay que alertar con rapidez al servicio de emergencias sanitarias llamando al número 061, para posteriormente comenzar con las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica (RCP) de forma eficaz y hasta que llegue el equipo sanitario que atenderá al paciente. En tercer lugar se efectuará la desfibrilación precoz, que se refiere al tratamiento eléctrico de la arritmia que ha producido la parada, si se dispone de un desfibrilador automático (DEA). Por último el equipo de emergencias sanitarias realizará la asistencia y traslado al hospital correspondiente.

En cuanto al uso del desfibrilador automático, la Junta de Andalucía contempla su uso fuera del ámbito sanitario y establece la posibilidad de que las empresas que cumplan unos requisitos puedan obtener la concesión de zona cardioasegurada, distintivo que concede la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias. Entre estos requisitos están, entre otros, la formación del personal y la dotación de un número adecuado de DEAs en las instalaciones de tal forma que se posibilite el que una mayoría (al menos del 75%) de los potenciales usuarios se les pueda aplicar la desfibrilación en un tiempo máximo de 3 minutos.

La mayoría de las PCR ocurren en el domicilio (75%) y espacios públicos (16%), y éstas son presenciadas por un testigo hasta en el 60% de las ocasiones. Por ello, se hace imprescindible establecer una estrategia de formación en maniobras de RCP básica para asegurar los dos primeros eslabones de la cadena y, por tanto, mejorar la supervivencia de los pacientes que han sufrido una PCR mediante el entrenamiento del personal no sanitario en el manejo inicial de estas situaciones.

 Técnica de reanimación cardiopulmonar

La parada cardiorespiratoria es la interrupción brusca, generalmente inesperada y potencialmente reversible de la respiración y de la circulación espontánea. Una recuperación del paciente sin secuelas neurológicas exige que los tiempos de actuación sean mínimos. En este punto, la colaboración ciudadana, el aviso y el inicio inmediatos de maniobras de reanimación son imprescindibles para conseguir un buen resultado final.

Desde los centros coordinadores de urgencias y emergencias del 061, cuando se detecta que el paciente está sufriendo una parada cardiorrespiratoria se activa un protocolo que consiste en el aviso inmediato del equipo de emergencias sanitarias más cercano y el inicio de los consejos para guiar a la persona que se encuentra en el lugar, aún sin tener conocimientos previos, en la realización de las maniobras de reanimación cardipulmonar mientras llega la ayuda.

La técnica de reanimación cardiopulmonar consiste en el mantenimiento de la vía aérea abierta, de la respiración y de la circulación de la sangre, sin equipo específico, sólo utilizando las manos y la boca, pudiéndose usar dispositivos de barrera para la vía aérea, evitando así el contacto directo con la víctima.


Etiquetas: