Menu
Noticias
Salas de Prensa > Más de 2.000 jóvenes se forman en…
Más de 2.000 jóvenes se forman en reanimación cardiopulmonar en Málaga con motivo del Día Europeo de la concienciación de la Parada Cardiaca

El 061, encargado de coordinar estas jornadas denominadas #cardiomaratón061, ha entrenado en los últimos seis años a más de 8.300 malagueños

General, Noticias
16 octubre, 2019
Compartir:

La delegación Territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en Málaga ha organizado, junto a la delegación territorial de Educación, el Colegio de Médicos, la Universidad de Málaga, la Asociación Expaumi, Iavante y la Fundación Mapfre una sesión de formación masiva con motivo del Día Europeo de la Parada Cardíaca. Las jornadas se celebran por séptimo año consecutivo, desde que en 2013 el Parlamento Europeo dedicara el 16 de octubre a la concienciación en esta materia en toda la Unión Europea.

Denominadas #cardiomaraton061, estas jornadas han contado con la presencia de Carlos Bautista, delegado territorial de Salud y Familias, Mercedes García, delegada de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en Málaga y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que han estado acompañados por José Luis Pastrana, director gerente de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias y Belén Lozano, directora de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061 de Málaga.

Enmarcadas dentro de la campaña puesta en marcha por el Consejo Europeo de Resucitación (ERC) bajo el lema de este año «Todos los ciudadanos pueden salvar una vida», las jornadas han tenido lugar en el Pabellón de deportes de la Universidad de Málaga que ha acogido este evento coordinado por la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061, a la que se han unido en esta ocasión instituciones públicas de la provincia.

Unos 2.000 alumnos de secundaria y bachillerato de diversos colegios e institutos de la provincia de Málaga, han sido entrenados en reanimación cardiopulmonar por 100 docentes que participan en esta iniciativa de forma voluntaria y que pertenecen a las siguientes instituciones colaboradoras: 061, Hospital Regional y Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga, Área de Gestión Sanitaria Norte de Málaga y el Área de Gestión Sanitaria Este de Málaga; los Distritos Sanitarios de Málaga-Guadalhorce y Costa del Sol, la línea Iavante de la Fundación Progreso y Salud, la Asociación EXPAUMI (Asociación de Ex pacientes de la Unidad de Medicina Intensiva), el Plan Nacional de RCP, el Ilustre Colegio de Médicos de Málaga y su Escuela de RCP, el SAMU, el Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, Cruz Roja y la Panificadora Salvador.

El Consejo Europeo de Resucitación, promotor del día europeo de la parada cardiaca, ha calculado que más de 100.000 personas al año podrían salvar sus vidas en Europa si se alcanzaran las tasas de formación de ciudadanos en estas técnicas que tienen en países referentes como Países Bajos o Suecia. La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ha formado desde 2013 a 8.300 malagueños, entre primeros intervinientes en las situaciones de emergencias y alumnos y profesionales de la comunidad educativa, dentro de estas jornadas. Las recomendaciones internacionales indican que una de las estrategias para disminuir la mortalidad de los pacientes que han sufrido una parada cardiorrespiratoria es enseñar a la población en general las medidas básicas que deben aplicar a estos pacientes mientras llegan los equipos sanitarios, y que han demostrado que aumentan la supervivencia en estos casos.

En esta línea, la Fundación Progreso y Salud, a través de la línea Iavante y EPES 061, con la colaboración de la Universidad de Málaga y la asociación malagueña Expaumi, han producido un video divulgativo, el Rap de la RCP, adaptado a los más jóvenes con el fin de facilitar el aprendizaje de las técnicas de reanimación y dar a conocer la importante ayuda que prestan los primeros intervinientes. El vídeo, patrocinado por B+SAFE (Grupo Almas Industries), está disponible en nuestro canal youtube: https://youtu.be/v2tLaJt50PM.

Distintivo especial primer interviniente

Como ejemplo de ello, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061 de Málaga ha distinguido este año a un socorrista de 22 años que, por su pronta actuación, practicando las técnicas de RCP, salvó la vida de una niña que se estaba ahogando en una piscina de Marbella.  También a Víctor Parra, camarero en un restaurante en Mijas, que salvó la vida de un comensal que se estaba atragantando, practicándole la maniobra de Heimlich. La pronta y eficaz intervención de ambos, permitieron salvar la vida de los dos pacientes que fueron trasladados a su hospital de referencia.

El servicio provincial de 061 de Málaga también ha querido distinguir a Laura, Daniel y Miguel Ángel, tres policías locales de Antequera que, con su rápida actuación practicando los primeros auxilios, salvaron la vida de un bebé de 11 días que se estaba atragantando en la calle.

Otro de los casos a destacar y distinguir ocurrió en Málaga capital, durante el festival de cine, tres agentes de la Policía Nacional, Daniel, Ángel y Miguel, acudieron a asistir a una persona infartada en la Plaza Uncibay, utilizando además de las prácticas de reanimación, el Desfibrilador automático que portaban en el furgón. Esta rápida actuación permitió al paciente recuperar el latido y ser trasladado al Hospital Regional de Málaga con vida.

Por último, se distinguirá a Daniel López, policía local de Cártama por su rápida intervención practicando la reanimación cardiopulmonar a joven de 20 años que había caído inconsciente en el Pista de Atletismo de Los Juegos Olímpicos en Cártama. Su pronta intervención mientras llegaban los servicios sanitarios fue clave para salvarle la vida.

RCP Telefónica

Ante una situación de sospecha de parada cardiorrespiratoria, desde el centro del 061 se anima y se explica a los alertantes como realizar estas maniobras básicas mientras que llegan los equipos de emergencias al lugar del suceso, dado que está demostrado que intentar aplicar estas técnicas a pesar de no tener conocimientos previos en primeros auxilios, ayuda a muchos pacientes llegando a aumentar las posibilidades de supervivencia en más del 50% de los afectados.

Estos eventos suceden en la calle, en el trabajo o mientras se hace ejercicio o una actividad extenuante, aunque ocurren en su mayoría en el hogar. En la actualidad, menos de 1 de cada 10 personas sobreviven. Las investigaciones realizadas muestran que la aplicación de las técnicas de reanimación cardiopulmonar por una persona que presencia la parada cardiaca aumenta la supervivencia entre 2 y 3 personas de cada 10, aunque sólo 1 de cada 5 pacientes llega a recibir esta ayuda.

En Andalucía, gracias al protocolo de atención telefónica ante una situación de sospecha de parada cardíaca, los testigos presenciales inician las maniobras básicas de reanimación cardiopulmonar mientras acuden los equipos de emergencias al lugar del suceso, siguiendo las instrucciones que se les facilitan desde la sala de coordinación de forma ininterrumpida hasta la llegada de los sanitarios. La RCP telefónica ayuda a personas que no tienen formación previa a ponerla en práctica en situaciones difíciles.

En el año 2018, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias realizó soporte vital avanzado a 1.250 pacientes, lo que supone un incremento del 6,5% obre los resultados del año anterior (1.168). El 73% de los pacientes son hombres y la edad media ha sido de 63 años. En el 53% de los casos la parada cardiaca fue presenciada y excluyendo los casos presenciados por personal sanitario, hubo reanimación previa en 286 pacientes, apoyando al testigo reanimador desde el centro coordinador con RCP asistida por teléfono, en más del 50% de los casos. Según los datos de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, el desfibrilador externo automático se utilizó previamente a la llegada del equipo de emergencias en 70 pacientes (4%).

Tras la asistencia in situ de los pacientes por el equipo de emergencias sanitarias 061, 387 pacientes (32%) llegaron con pulso al hospital, un 2% más que el año anterior. Se realizaron 16 activaciones de códigos de donación en asistolia. Un total de 125 pacientes (10,3%) recibieron el alta hospitalaria con buen estado neurológico.

Técnica de reanimación cardiopulmonar

La parada cardiorrespiratoria es la interrupción brusca, generalmente inesperada y potencialmente reversible de la respiración y de la circulación espontáneas. Una recuperación del paciente sin secuelas neurológicas exige que los tiempos de actuación sean lo más precoces posibles. En este punto, la colaboración ciudadana, el aviso y el inicio inmediatos de maniobras de reanimación son imprescindibles para conseguir un buen resultado final.

La técnica de reanimación cardiopulmonar consiste en el mantenimiento de la vía aérea abierta, de la respiración y de la circulación de la sangre, sin equipo específico, sólo utilizando las manos y la boca, pudiéndose usar dispositivos de barrera para la vía aérea, evitando así el contacto directo con la víctima.

Cadena de supervivencia

Durante las sesiones formativas, los asistentes pondrán en práctica los consejos y recomendaciones de los profesionales sanitarios para realizar la reanimación cardiopulmonar sobre maniquíes o pacientes simulados, al tiempo que aprenderán la secuencia de actuaciones que determinan un aumento de la supervivencia tras sufrir una Parada Cardiorrespiratoria (PCR), lo que se ha llamado la ‘Cadena de Supervivencia’.

Esta cadena consta de cuatro eslabones bien diferenciados y todos a su vez imprescindibles. En primer lugar, hay que alertar con rapidez al servicio de emergencias sanitarias llamando al número 061, para posteriormente comenzar con las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica (RCP) de forma eficaz y hasta que llegue el equipo sanitario que atenderá al paciente. En tercer lugar, se efectuará la desfibrilación precoz, que se refiere al tratamiento eléctrico de la arritmia que ha producido la parada. Por último, el equipo de emergencias sanitarias realizará la asistencia y traslado al hospital correspondiente.

 


Etiquetas: